Posteado por: abogados divorcios Zaragoza | enero 22, 2015

LA DERMATITIS ATÓPICA Y ALOPECIAS: ¿PUEDEN CAUSAR INVALIDEZ LABORAL?

La dermatitis atópica es una enfermedad inflamatoria de la piel, con aparición de prurito de curso crónico y recidivante, que aparece en individuos con historia personal o familiar de diátesis atópica.

En esta enfermedad juegan un importante papel los factores genéticos e inmunológicos y suelen aparecer en las mismas placas más o menos amplias, aisladas, o en número importante, de carácter generalmente seco y con predilección por los pliegues.

Suelen asociarse habitualmente a otros síntomas y las complicaciones más frecuentes son las infecciones bacterianas y virales como el eccema herpético.

Dependiendo del lugar de asiento de las lesiones, de la gravedad de las mismas y de las tareas específicas del sujeto pueden ser causa de incapacidad laboral permanente por incompatibilidad física, estética, riesgo de agravación o incluso riesgo para terceros en el caso de manipuladores de alimentos.

LAS ALOPECIAS

La alopecia o caída del cabello puede ser totalmente fisiológica aunque también puede ser producida por tratamientos oncológicos.

Las causas de la misma pueden ser condicionantes hereditarios o patológicos debido a los efectos de enfermedades como por ejemplo hongos.

La mayoría de estas alopecias suelen ser reversibles, de tipo agudo o subagudo pero regresivas.

Hay otras alopecias patológicas crónicas que pueden ser debidas a múltiples causas.

Estas alopecias sobrevenidas en sujetos donde la belleza y estética física de la misma como es el caso de actores, especialmente en el sexo femenino y en edad joven pueden ser causa de incompatibilidad entre el trabajo y la enfermedad.

Aunque se trata de un problema excepcional lo anterior no quiere decir que no se vaya a producir en la práctica.

Y aunque nos estamos refiriendo a estas profesiones como la de los artistas, por ser las más propias donde se plantearía el problema, esto no quiere decir que no se puedan producir en otras situaciones, cosa que habrá que demostrar.

Puede decirse en contra de este criterio que hay alopecias fisiológicas en gente joven, varones especialmente, y que a nadie se le ocurriría pedir una invalidez por un proceso totalmente fisiológico aunque la calvicie haya sido precoz como consecuencia de factores genéticos.

Individualmente los casos de invalidez por estas lesiones podrían reservarse para sujetos y circunstancias muy específicas como mujeres jóvenes, artistas, afectadas de alopecias permanentes asociadas a lesiones del cuero cabelludo que impiden los injertos o implantes que son rechazados y no toleran o en definitiva no pueden cumplir las necesidades que la profesión le exige ya que no toleran las pelucas o cabelleras artificiales recambiables.

Hay alopecias, que hoy casi no se ven, que son secundarias a procesos sifilíticos secundarios y complejos, donde los resultados influyen los efectos colaterales de ciertos tratamientos agresivos, que afectan al cuello cabelludo, cejas, y demás zonas de vello originando trastornos y defectos estéticos de carácter crónico o al menos de larga evolución.

Finalmente, las alopecias traumáticas producidas por accidentes donde se producen arrancamientos profundos de tejidos, generalmente asociadas a otras lesiones que producen grandes deterioros estéticos y secundariamente incapacidades permanentes para profesiones muy específicas.

José Alberto Andrío

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: